Elon Musk recibe una demanda por parte de accionistas de Tesla por crear otra empresa de IA

Accionistas de Tesla han impuesto una demanda a su CEO, Elon Musk, y a los miembros de la junta directiva de la compañía fabricante de automóviles por la decisión de Musk de fundar xAI. Los denunciantes alegan que es una empresa de IA que compite con la propia Tesla y que el empresario está desviando talento y recursos de la misma hacia la nueva startup.

La demanda es uno de los desafíos más directos a la decisión de Musk de iniciar xAI y se presenta poco después de su amenaza de desarrollar la inteligencia articial fuera de Tesla si no le conceden más control de voto y toma de decisiones en la empresa. Todo este alboroto viene porque Elon Musk sostiene la idea de que el verdadero valor de Tesla no es solo ser fabricante de vehículos eléctricos, sino que en realidad es una empresa de IA. Esa afirmación es una de las razones por las que las acciones de Tesla tienen un precio tan alto como el de una empresa tecnológica y son más valiosas que las de los cuatro principales fabricantes juntos.

Los motivos de la demanda a Elon Musk desde la propia Tesla

La demanda la presentaron Cleveland Bakers y el Fondo de Pensiones Teamsters ante la Corte de Cancillería de Delaware, y Daniel Hazen y Michael Giampietro en nombre de Tesla. En ella, alegan que Musk y los miembros de la junta de Tesla incumplieron sus deberes fiduciarios hacia los accionistas y enriquecieron injustamente a Musk al permitirle lanzar una empresa competidora. Los demandantes también acusan a Musk de violar el código de ética empresarial de Tesla al crear y liderar xAI. Culpando de nuevo a la junta por permitir que Musk continúe violando este código sin impedimentos. Lo que los demandantes reclaman al Tribunal la cesión por parte de Elon Musk de su participación en xAI y entregarla a Tesla.

Musk lanzó xAI en 2023 y ya ha recaudado $6 mil millones en financiamiento para la startup que apunta a competir con rivales como OpenAI, Microsoft y Alphabet. La demanda dice que, desde entonces, al menos 11 empleados se han unido a xAI directamente desde Tesla y apunta a cómo Tesla ha estado proporcionando a xAI acceso a sus datos relacionados con la IA. Los demandantes también señalan los informes de CNBC que indican que Musk desvió una gran cantidad de procesadores de IA de Nvidia que habían sido reservados para Tesla hacia X, antes Twitter. Musk había publicado en X unas semanas antes que Tesla gastaría $10 mil millones este año «en entrenamiento combinado e inferencia de IA».

Elon Musk no se achanta ante el aluvión de demandas

«La idea de que el consejero delegado de una gran empresa que cotiza en bolsa en Delaware pueda (con la evidente aprobación de su consejo de administración) crear una empresa competidora, y luego desviar talento y recursos de su empresa a la startup, es absurda», dice la demanda. En esta, los demandantes comparan las acciones de Musk con una situación hipotética en la que el consejero delegado de Coca-Cola creara una empresa rival de refrescos y le enviara ingredientes.

Sin embargo, Musk admitió haber desviado los chips hacia X, afirmando que el nuevo centro de datos de Tesla en Texas todavía estaba en construcción y no tenía espacio para almacenarlos.

«Consistente con su larga historia de servilismo hacia Musk, la Junta de Tesla ha fallado completamente en incluso intentar cumplir con su inquebrantable deber fiduciario de proteger los intereses de Tesla y sus accionistas frente a la descarada deslealtad de Musk», reza la demanda.

Además, la semana pasada y aprovechando la ocasión, otros accionistas de Tesla presentaron una demanda separada contra Musk, alegando que ganó miles de millones de dólares vendiendo acciones de la automotriz en 2021 y 2022 utilizando información privilegiada.

Helen Bustos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *